Veinte días de junio: del ‘ecuador’ al Dictamen de la Constitución

Etiquetas

, , ,

2018-06-13-17.14.44.jpg

Cafetería del Congreso de los Diputados, siete y media de la tarde. Emilio Attard, presidente de la Comisión Constitucional, rodeado del resto de diputados y de algunos periodistas, celebra el “paso de ecuador”. Ya se han debatido más de la mitad de los artículos de la futura Constitución y el presidente propone, antes de llegar al artículo 85, hacer una pausa en los trabajos y compartir unos momentos distendidos entre quienes han compartido horas intensas. Sigue leyendo

Anuncios

Fin de las sesiones a puerta cerrada: el debate constitucional llega a la Comisión

A las diez y veinte minutos de la mañana del 5 de mayo de hace hoy 40 años comenzaba la primera sesión de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Libertades Públicas en la que se debatiría el anteproyecto de la Constitución. El siguiente paso necesario para que la futura norma suprema fuese una realidad en diciembre de 1978.

La casualidad quiere que su nacimiento coincida con la celebración del Día de Europa. Una detalle simbólico que el presidente de la misma, Emilio Attard, se encarga de resaltar: “Poniendo de relieve que, sin dramatismos, sin parlamentarismos castelarianos, pero conscientes todos de que vamos a escribir una página histórica se inicia con la feliz coincidencia de ser el Día de Europa y esta Constitución que nosotros vamos aquí a estudiar para España permitirá nuestra definitiva integración”.

El primer ponente en intervenir fue Miguel Herrero de Miñón, por UCD, que sentó su discurso de defensa del informe de la Ponencia como base de los trabajos de la Comisión en tres razones básicas: las circunstancias que han presidido la génesis del proyecto Constitucional; el contenido del proyecto mismo, y por último, el ánimo que ha inspirado a sus autores y el talante de todo el proyecto, el espíritu de concordia. Durante su exposición, Herrero también defendió el proyecto por ser obra de una Ponencia en la que estaban representadas todas las fuerzas del Parlamento: “también de las minorías estatales y no estatales, lo que ha permitido al proyecto enriquecerse del esfuerzo de todos los nervios y músculos de esta España nervuda y musculada que tratamos de poner en pie”.

Herrero, a la vez que defendía que la Constitución que debía surgir de esa Comisión no podía ser “la imposición de nadie sobre nadie, sino la imposición de la voluntad general de los españoles”, advertía de que la Constitución por sí sola no puede resolver todos los problemas del país “y sería necesario exorcizar de esta Cámara y de la opinión pública toda ilusión de taumaturgia constitucional”.

Recorte del periódico ABC del 6 de mayo de 1978

Por último, Herrero de Miñon enumeró los tres pilares en los que se debería sustentar el “edificio jurídico constitucional no sólo para unas décadas sino para varios siglos”: En primer lugar, la decisión en favor de una gran nación, tan grande como para poder contener, sin destruirla, una pluralidad de nacionalidades y regiones capaces de autogobierno; en segundo lugar, la opción en favor de un Estado de derecho social y democrático; y, por último, la monarquía parlamentaria como forma política del Estado.

La Constitución no debe ser la imposición de nadie sobre nadie, sino la imposición de la voluntad general de los españoles

A pesar del tono conciliador general, las discrepancias entre grupos políticos eran evidentes, y así se mostraron en los primeros debates de la Comisión. Durante su intervención, el ponente socialista, Gregorio Peces-Barba, criticó abiertamente el discurso anterior de su homólogo de UCD, abriendo y cerrando su primera intervención con muestras de sus discrepancias con la postura planteada por Herrero de Miñón.

Además, Peces-Barba tuvo tiempo de explicar el episodio del abandono de su partido de la Ponencia Constitucional así como el voto particular que piensa defender sobre la forma del Estado, argumentando que “en la Constitución debe discutirse todo”.

Las distancias entre ucedistas y socialistas no se redujeron tras la primera sesión. Al contrario, las diferencias que mantenían ambas formaciones fueron haciéndose más evidentes con el paso de los meses. Para acercar posturas, Alfonso Guerra, por parte del PSOE y Fernando Abril Martorell por UCD, asumieron la dirección de conversaciones fuera del Congreso que serían decisivas para el correcto desarrollo del debate constitucional.

En la Constitución debe debatirse todo

Artículo de ABC sobre la primera sesión de la Comisión de Asuntos Constitucionales

Santiago Carrillo, líder del Partido Comunista, realizó en su intervención una histórica defensa de la Monarquía que sería ampliamente comentada en la prensa de la época.  Carrillo defendió la figura del Rey y su encaje en el texto constitucional: “ha sabido hacerse eco de las aspiraciones democráticas  y ha asumido la concepción de una Monarquía democrática y parlamentaria”. El Rey, continuaba, “ha desempeñado el papel de bisagra entre el aparado del Estado y las profundas aspiraciones democráticas de la sociedad civil”.

El discurso de Carrillo vino precedido de un repaso histórico en el que recordó el pasado de oposición a la institución monárquica de su partido y sus reiterados intentos por traer la República a España. Sin embargo, dejó una frase que resumía el espíritu de su intervención y de la posición adoptada por los suyos ante el debate constitucional: “luchando por la República correríamos hacia una aventura catastrófica en la que no obtendríamos la República, pero perderíamos la democracia”.

No olvidó resaltar el hecho de que el texto reconociese explícitamente que la soberanía nacional resida en el pueblo español, del que emanan todos los poderes del Estado. “Ni la ‘Gracia de Dios’, ni la ‘Providencia’, ni ningún ‘mandato de la Historia’, la voluntad del pueblo es la única fuente legítima de todo poder”, expuso durante su turno de palabra.

Sobre el tema autonómico, Carrillo advirtió que eran “el único camino para lograr el fortalecimiento de esa unidad”.  A ese respecto, anunció que su partido presentaría enmiendas a esa parte del texto así como a los apartados que recogían los derechos de huelga y sindicación.

Ni la ‘Gracia de Dios’, ni la ‘Providencia’, ni ningún ‘mandato de la Historia’, la voluntad del pueblo es la única fuente legítima de todo poder

Portada de La Vanguardia del 6 de mayo de 1978

El debate sobre las autonomías también estuvo presente en el último discurso de la primera sesión de la Comisión. Manuel Fraga, representante de Alianza Popular, desarrolló una encendida defensa de la “sagrada e indisoluble unidad de España como nación y como Estado nacional”. A pesar de reconocer el sistema autonómico, Fraga se mostró contrario a la introducción del término “nacionalidades” en el texto constitucional: “Para nosotros no existe más nación que la española… El concepto nación se puede acuñar a voluntad: no basta una particularidad lingüística, étnica o administrativa: sólo la suma de un gran territorio compacto, de tradición cultural común y con proyección universal, una viabilidad económica, una organización política global, probada por siglos de historia, constituyen una nación”.

Tras hacer una defensa de la monarquía como forma de Estado y de un parlamentarismo racionalizado “que permita a la vez gobiernos fuertes y control efectivo de los mismos por unas oposiciones responsables”, Fraga resaltó la importancia de la seguridad como necesidad básica y como fin del Estado.

Merezcamos el dictado de servidores leales del bien común, superadores de la tentación demagógica de pensar más en la próxima elección que en la generación siguiente

Con la única ausencia del diputado Gabriel Cisneros, de UCD, los ponentes constitucionales ocuparon el 5 de mayo las treinta y cinco butacas de una sala que sería testigo de unos debates que no se producían en España desde 1931. Veinticuatro sesiones después, el texto consensuado por los ponentes estaría preparado para enfrentarse a su debate en Pleno del Congreso de los Diputados.  La Constitución estaba cada vez más cerca de ser una realidad.

Vídeo

Ilustradas, accesibles, de bolsillo y ejemplares únicos: más de 500 ediciones de una Constitución

La Biblioteca Nacional de España tiene registradas 534 ediciones de la Constitución en su fondo documental. Desde el texto original firmado por el rey Juan Carlos I el 27 de diciembre de 1978 hasta las traducciones a idiomas cooficiales o de otros países. Solo en las Bibliotecas del Congreso y el Senado se guardan más de un centenar de estas joyas editoriales. Reproducciones de lujo, versiones de braille o audio… Te invitamos a un recorrido visual por las variadas formas que ha adaptado la Constitución de 1978 desde su elaboración.

Los últimos días de la ponencia constitucional: debates, abandonos y reuniones extramuros para alcanzar un acuerdo

Etiquetas

, , ,

Se cumplen hoy 40 años de uno de los momentos más decisivos en la confección de la Constitución española, un instante histórico que puso fin a varias semanas cruciales en las que se intensificaron las reuniones dentro y fuera de los muros del Congreso de los Diputados para alcanzar un acuerdo que permitiera superar las discrepancias entre los siete ponentes encargados de su elaboración, los que pasarían a la historia como los padres de la Constitución. Sigue leyendo

“Hacienda somos todos”: 40 años de la Ley del IRPF

Etiquetas

, , , , , ,

En cada consulta de un hospital público, en los pupitres del colegio de nuestro barrio o en los pilares de esa autovía que nos permite llegar en minutos al lugar donde hace años necesitábamos horas. El esfuerzo y compromiso de cada ciudadano está plasmado en todas esas infraestructuras y servicios que han sido puestas en pie con los impuestos que cada año aportan para el común los españoles. La presentación de la declaración de la renta sigue sin ser la fecha más dulce del año, pero el contexto social de pagar el IRPF ha cambiado casi por completo.

La Ley que regula el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas se publicó en septiembre de 1978, sólo unos meses antes que la Constitución. Ambas normas se gestaron de forma paralela, y se convirtieron en un elemento clave para la construcción de la España democrática. El principio de redistribución de la renta que se recoge en la Constitución se materializó en la Ley del IRPF, que tenía como objetivo dotar de recursos a un nuevo sistema de servicios públicos. Estas nuevas obligaciones de contribuir y los derechos adquiridos necesitaban una sociedad concienciada. Para ello, se lanzó una potente campaña institucional que ha trascendido y pervive hasta hoy.

Sigue leyendo

Vídeo

Marisa Flórez, la fotógrafa de la transición

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

Esta semana celebramos el Día de la Mujer, y echamos la vista atrás para recordar, o para descubrir, cómo era ser una de las pocas mujeres fotoperiodistas en los inicios de la democracia.

A Marisa Flórez le prohibieron el paso en algunos lugares por ser mujer, pero nada le impidió captar la historia con su cámara, “huir de la oficialidad y dar una nueva imagen de una nueva forma de hacer política”.

Sus fotografías, publicadas en el diario El País, son parte esencial del relato gráfico de la transición y de las primeras legislaturas del Parlamento constitucional.

A ella le debemos fotografías que son icono de esos años, como la que reflejó la soledad de Suárez en el banco azul y que mereció ocupar, por primera vez, las cinco columnas de la portada del diario, o la bajada de Pasionaria y Alberti por las escaleras del Hemiciclo para ocupar la Mesa de Edad de la primera sesión de las Cortes Constituyentes.

En esta entrevista ella misma nos cuenta lo que había detrás de estas y muchas otras fotos, las anécdotas, las dificultades, el ambiente entre compañeros y políticos, las jornadas interminables en el Congreso y las vivencias de unos años determinantes en nuestra historia democrática y apasionantes para la profesión periodística.

Gracias por tu tiempo, por tu trabajo y por compartir tus recuerdos de una etapa irrepetible, Marisa.

40 años de Radio

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El 13 de febrero es el Día Mundial de la Radio, y en 40 años mucho han cambiado los instrumentos que los periodistas han utilizado para recoger testimonios, declaraciones, cortes… las voces de quienes han participado en la consolidación de la España moderna y democrática. Esos “cacharros” han evolucionado como ha evolucionado la sociedad y la tecnología. Lo que no ha cambiado es nuestra pasión por el medio. Feliz Día de la Radio.

 

Lluvia de enmiendas al proyecto de Constitución

Etiquetas

, , , , , , ,

“Con la lluvia de enmiendas al proyecto de Constitución que ha caído sobre nuestras cabezas, mil ciento treinta y tres, con su treinta y tres y todo como en la consulta del médico, ya se imaginarán ustedes que no se habla de otra cosa en los pasillos del Congreso”. Con estas palabras describía la periodista Pilar Narvión en el Diario Pueblo el clima político en los días que sucedieron a la presentación de las propuestas de reforma de la primera versión del texto constitucional en la que habían trabajado durante meses los ponentes.

Sigue leyendo

Tenemos proyecto de Constitución

ENTREGA_Anteproyecto Constitución-2

CONGRESO DIPUTADOS – PONENCIA CONSTITUCIONAL: Madrid, 23-12-1977. Emilio Attard (3i), presidente de la Comisión constitucional, hace entrega al presidente del Congreso, Fernando Álvarez de Miranda (c), del anteproyecto de la Constitución en la sala de ministros del Palacio de las Cortes. Participan entre otros, Luis Vega Escandón (i), Enrique Múgica (3d) y Gregorio Peces Barba (d). EFE/jt

El 5 de enero de 1978, el Boletín Oficial de las Cortes publicaba el Anteproyecto de Constitución Española. El texto venía acompañado por los votos particulares de sus  autores, los miembros de la Ponencia designada a tal efecto por la Comisión de Asuntos Constitucionales y para las Libertades Públicas, quienes lograron consensuar un articulado que sirviera de base para el debate y la redacción definitiva por el Congreso y el Senado. No en vano, la publicación abría a diputados y grupos parlamentarios un plazo de presentación de enmiendas de veinte días en los que plantear modificaciones y nuevas propuestas a todos sus puntos. 

Poco antes, como paso previo y lleno de simbolismo, en la tarde del 23 de diciembre los siete ponentes habían entregado el documento a la Mesa de la citada Comisión, presidida por Emilio Attard, y al presidente del Congreso, Fernando Álvarez de Miranda, en un acto sobrio aunque revestido del empaque que requería lo histórico del momento, según las crónicas de los informadores presentes. En una breve intervención, Attard incidió en la ingente tarea que le esperaba a la Comisión para alcanzar la institucionalización de la democracia, la libertad y el Estado de Derecho. Por su parte, Álvarez de Miranda, se centró en el consenso de fuerzas políticas: “Lo más importante está ya hecho, pese a que aún queda camino por recorrer”. Los presentes se dirigieron después al despacho del presidente de las Cortes, Antonio Hernández Gil, quien calificó el trabajo realizado como el mejor antecedente para tener una Constitución perdurable.

Sigue leyendo